Juego de líneas: estrategia en fútbol

El Juego de Líneas es un tipo de estrategia metodológica utilizada exitosamente por muchos entrenadores de fútbol en sus equipos.

 

Características de las tareas de fútbol para entrenar el Juego de Líneas

 

Estrategia futbol Entrenamiento Juego de Lineas

 

– Son tareas de fútbol donde pueden trabajar varias líneas del equipo o todas. Suelen utilizarse mucho 2 líneas para trabajar aspectos ofensivos o defensivos de manera mas especifica.

 

– Son muy cercanas al juego real sobre todo el equipo que se busca trabajar el principio del juego  en cuestión sea ofensivo o defensivo. Se suelen dictar normas a uno de los dos equipos para que se de un tipo de conducta y que el otro equipo identifique como debe  resolver situaciones.

 

– Se utiliza el sistema real de partido en las líneas de juego de manera que sea muy parecido  a la competición.

 

– Las medidas en amplitud del terreno suelen ser reales y al menos uno de los dos equipos atacara contra una portería real de juego, en algunos casos se pone también portería grande al equipo defensor para que busque también hacer gol  cuando recupera, porterías pequeñas o llegar a una zona determinada en conducción o recibir en una zona un pase del compañero.

 

– Las correcciones pueden ser durante la tarea parando el juego y comentando los errores o aciertos o bien durante el juego mediante comentarios cortos y concisos o bien se utilizan para observar directamente la evolución  de algún jugador o línea en determinado contexto del juego que se busca analizar.

 

– El juego suele empezarse por el equipo atacante excepto cuando se busca trabajar el contraataque que el juego se empezaría desde la línea defensiva (sans-frattarola 1999).

 

 

Ejercicio práctico para el entrenamiento del Juego de Líneas

 

Ejercicio fútbol: Entrenamiento del juego de líneas

 

Si queréis crear vuestros propios ejercicios de fútbol, no dejéis de prepararos con nuestro Curso online de Creación de Tareas de Fútbol ¡Consultadnos lo que queráis!

 

 

 

La defensa en zona en fútbol

Recuperamos un interesante artículo de Dani Gomez @danigomezdi, uno de los profesores de los cursos online de especialización para entrenadores de fútbol FutbolLab, en el que explica qué es la defensa en zona, tipos de defensa y cuáles son las ventajas y desventajas de su aplicación táctica en el terreno de juego. Publicado en el portal de fútbol catalán GolCat.

 

 

Definición

Defensa en zona en fútbol

 

Marcaje (Castelo 1986) está definido por como el conjunto de acciones técnico-tácticas que permiten la anulación de los adversarios y los espacios libres. Pero si marcamos en zona debemos pensar más en espacios que en rivales. Por supuesto, la posición de los jugadores que nos atacan es importante pero, si estructuramos en función de dónde está el balón, buscaremos discriminar zonas alejadas del balón aunque haya jugadores rivales en ellas.

 

 

Tipos de marcaje (Tamarit 2006)

 

1. El marcaje al hombre basado en seguir al rival donde vaya por el terreno de juego. Actualmente poco utilizado, pero realizado por H.Sanchez en el Almería hace un par de temporadas.

2. El marcaje individual donde se trata de seguir al jugador que está en zona de influencia en función de posición en el campo. Utilizado por más equipos en zonas del campo, sobre todo en línea media.
3. La  defensa en zona donde cuenta más los espacios y la posición del balón que otros aspectos citados con anterioridad. La prioridad cambia y estructuramos equipo de forma diferente.

 

 

Ventajas de la defensa en zona

 

Teniendo en cuenta que defendemos en relación al balón, podemos orientar la presión para que el rival juegue a determinada zona donde tenemos punto de presión colectiva (normalmente esto se hace orientando juego rival hacia banda pero determinados equipos lo hacen también dejando recibir por dentro para apretar ahí y salir en tránsito buscando desorganización rival por zonas interiores  en la salida).

Uno de los principales  aspectos de este tipo de defensa cuando se hace bien es que el poseedor siempre tiene cobertura defensiva, ya que la defensa zonal busca superioridad en la zona de balón con ayudas de jugadores cercanos a compañeros que acosa a poseedor.

 

 

Desventajas de la defensa en zona

 

Para contrarrestar esta situación, el rival puede buscar la ventaja numérica en la zona de balón, buscando superioridad numérica en la zona con situaciones de dos contra uno o neutralizarnos mediante coberturas, anticipaciones, temporizaciones y basculaciones, intentando encontrar debilidad en pasillos laterales, causada por la reducción de espacios de la línea defensiva y sus jugadores. Por ello, es muy importante que extremos o jugadores de banda contrarios a la zona de balón cierren correctamente dejando banda libre hasta que haya cambio de orientación y se reduzca la distancia de nuevo.

 

 

Ejercicio para practicar la Defensa en Zona

 

Aquí os dejamos un ejemplo de ejercicio de fútbol para trabajar la defensa en zona en vuestras próximas sesiones de entrenamiento

 

Ejercicio fútbol: Defensa en zona

 

Si tienes alguna pregunta sobre la defensa en zona o quieres ampliar la información sobre este u otros temas interesantes para tu trabajo como entrenador de fútbol, no dejes de contactar con FutbolLab ¡A tu disposición!

 

 

Sistema de juego o estilo de juego en fútbol ¿qué importa más al entrenador?

De nuevo contamos con la colaboración de un experto entrenador de fútbol para contarnos su visión de aspectos sobre el juego que repercuten en la actividad profesional de todos los que nos dedicamos a esta actividad. En esta ocasión, Sergi Angulo (autor también de La importancia del vídeo para el entrenador de fútbol ) nos da su opinión sobre sistema de juego o estilo de juego, definiendo ambos conceptos y el porqué de su importancia desde un punto de vista absolutamente personal, sin basarse más que en supropia experiencia y visión de juego.

Sergi Angulo dirigiendo el entrenamiento en RCD Espanyol

 

Así, Sergi Angulo nos ofrece la siguiente definición:

 

Sistemas de juego: estructuras que formamos con los jugadores en el terreno de juego, es decir, la ubicación de los jugadores sobre el campo, según sus líneas.

 

Estilo de juego: es realmente la esencia del equipo de fútbol. Es el todo. Es cómo juega este equipo, cómo ataca, cómo defiende, qué hace en zona de iniciación, en zona de creación, en zona de finalización, estrategia…

 

Así mismo, nos describe 3 tipos de estilos de juego de fútbol:

 

1. Directo. Estilo de juego de fútbol que se basa en el juego largo, jugando normalmente con el punta, el cual debe controlar los balones o dejarlos en la mejor situación posible para que los compañeros se hagan con él.

2. Organizado. Se trata de progresar hacía el objetivo, es decir, la meta rival, mediante pases entre los componentes del equipo y los movimientos adecuados de los jugadores de fútbol, pero el protagonista en este estilo de juego es el balón y su rápida circulación.

3. Contraataque. Estilo de juego de fútbol donde se basa en realizar una transición defensa – ataque rapidísima, es decir, robar el balón al rival y llegar con el menor tiempo a la portería rival, sin dejar tiempo al rival que se organice defensivamente.

 

A continuación podéis ver el trabajo completo de Sergi Angulo, donde encontraréis ampliadas estas definiciones y la explicación de porqué para él es más importante el estilo de juego que el sistema de juego.

 

 

Sin duda, un artículo completo y muy personal de la visión de un entrenador de fútbol sobre aspectos tan importantes para la táctica de fútbol como el sistema de juego o el estilo de juego ¿Seríais capaces de ‘mojaros’ como hace el autor?

 

 

¿Miramos o vemos el fútbol?¿Lo hacemos con las gafas adecuadas?

Un grupo de científicos encerraron a 5 monos en una jaula, en cuyo centro situaron una escalera y sobre ella, un racimo de plátanos. Cuando un mono subía la escalera para coger los plátanos  los investigadores lanzaban un chorro de agua fría sobre los que quedaban en el suelo. Después de algún tiempo, cuando un mono iba a subir la escalera, los otros lo sujetaban y golpeaban. Pasado algún tiempo, ningún mono subía a la escalera a pesar de la tentación delos plátanos.

Entonces, los científicos sustituyeron uno de los monos. Lo primero que hizo fue subir la escalera, pero fue rápidamente bajado a golpes por los otros. Después de algunas palizas, el nuevo integrante del grupo ya no subió más a la escalera. Un segundo mono fue sustituido y ocurrió lo mismo. El primer sustituto participó con entusiasmo de la paliza al novato. Un tercero fue cambiado, y se repitió el hecho. El cuarto y, finalmente el último de los veteranos fueron sustituidos. Los científicos se quedaron entonces con un grupo de cinco monos que, aun cuando nunca recibieron un baño de agua fría, continuaban golpeando a aquél que intentase llegar a los plátanos. Si fuese posible preguntar a algunos de ellos por qué pegaban a quien intentase subir la escalera, con certeza la respuesta sería: “No sé, las cosas siempre las hemos hecho así”.

Mirar el fútbol con gafas adecuadas

No sé si por pereza o cabezonería, entrenadores y preparadores físicos, convencidos de nuestro control y conocimiento absoluto sobre el juego y su desarrollo, solemos cuestionarnos muy poco o nada aquellas actuaciones que día a día, ponemos en práctica en nuestros equipos. Somos como los monos que golpean al nuevo y hambriento compañero, recelamos de aquellas corrientes de pensamiento que atentan contra la estabilidad de nuestras creencias e intentamos destruirlas sin saber si estas pueden acercarnos el racimo de plátanos y así saciar nuestro apetito futbolístico.

¡Para nada es mi intención anteponer las nuevas creencias o actuaciones del nuevo mono visitante a las del resto de compañeros que llevan experimentando durante años la dinámica de su jaula!…, pero al menos, creo que se debería respetar su presunción de inocencia y no apalearle hasta que al menos le hayamos escuchado y permitido explicarse.

Al ser humano todavía le queda algo de mono, no cabe duda.

Actuamos convencidos de que aquello que decimos o hacemos es perfecto y que las cosas deben de seguir así sin preguntarnos si no es posible que exista otra perspectiva desde donde contemplar las cosas, otras gafas que además de mirar, nos permitan ver las complejas e intrincadas interacciones que se dan dentro de los sistemas dinámico complejos adaptativos como el fútbol.

“Mi equipo debe de hacer recuperación el día después del partido porque la ciencia de la fisiología dice que es lo mejor para sus sustratos metabólicos”;

 “Tenemos que hacer 12 repeticiones de este ejercicio porque si no es así no estimularemos la capacidad de resistencia a la fuerza de mis futbolistas, y además, con 90 segundos de recuperación entre cada una de ellas si no queremos fatigar su sistema neuromuscular”;

 “Cada vez que suba uno de mis laterales, el otro debe de quedarse estático en su posición”

 …pero…¿y si el equipo llegó de viaje a las 4 de la madrugada y la saturación emocional de la semana anterior fue elevada?¿recuperamos mañana?; y si el presidente del equipo está observando la sesión de entrenamiento y aquellos jugadores que finalizan contrato este año están realizando un sobreesfuerzo en cada repetición para que este considere su implicación y les renueve…¿seguimos haciendo 12 repeticiones? ¿descansamos lo mismo?; y si al subir los dos laterales simultáneamente, debido a su capacidad de interacción con jugadores de interior mi equipo se adapta perfectamente y no hace más que provocar el caos en la fase defensiva del equipo rival y su consiguiente transición..¿Seguimos restringiendo sus subidas?.

Pedro Gómez Piqueras, 2012 – www.futbolcontextualizado.com/blog