Prevención de lesiones en fútbol: el tobillo

Prevencion de lesiones en futbol. TobilloTorceduras, esguinces, desgarros… Muchas son las lesiones deportivas que inciden directamente en el tobillo. El entrenador o preparador físico tiene en sus manos la posibilidad de minimizar este tipo de dolencias que pueden tener al jugador apartado de los terrenos de juego una buena temporada y que se producen en todo tipo de deportes, incluyendo entre los más habituales el fútbol.

 

 

Prevención de lesiones de tobillo en fútbol

 

1. Calentamiento. Mover los tobillos antes de comenzar la actividad. Una buena técnica es la de caminar de puntillas, con los talones y con las partes exterior e interior de los tobillos.

 

2. Fortalecimiento. En el trabajo de gimnasio no se debe descuidar los tobillos. Algo sencillo para fortalecer los tobillos consiste en que un jugador agarre la punta del pie ofreciendo resistencia y el otro lo mueva en todas las direcciones.

 

3. Propiocepción. Sitúa el pie en superficies inestables para hacer trabajar a ligamentos y músculos del tobillo: una pelota, una toalla enrollada…

 

 

Tratamiento de lesiones de tobillo en fútbol

 

 

En primera instancia, el objetivo del tratamiento de las lesiones de tobillo es evitar el edema originado tras la lesión deportiva manteniendo el rango de movimiento del tobillo, ya que se asocia mayor edema con mayor pérdida de rango de movimiento. Además, para prevenir la rigidez y ayudar a reducir la inflamación se puede movilizar el tobillo mediante flexiones y extensiones y trazando círculos con el pie.

 

Habitualmente, se resume el tratamiento de lesiones de tobillo en el acrónimo RICE que responde a las siguientes palabras:

 

R (rest) REPOSO. Eliminar toda la carga sobre el tobillo lesionado. El reposo no impide actividades en descarga como natación o bicicleta estática.

I (ice) HIELO. Mantener el hielo durante períodos de 20 minutos cada 2-3 horas durante las primeras 48h o hasta que el edema e inflamación se hayan estabilizado. Alternativamente, se puede enfriar el tobillo en agua por inmersión a unos 12ºC

C (compression) COMPRESIÓN. Comprimir el tobillo lesionado con una venda elástica, protegiendo el ligamento y reduciendo la inflamación. La tensión del vendaje ha de ser firme y uniforme, pero no demasiado apretado.

E (elevation) ELEVACIÓN. Mientras se aplica el hielo, eleve el tobillo por encima del nivel del corazón. Continuar durante las horas siguientes manteniendo el vendaje de compresión.

 

Para ampliar el tema de prevención de lesiones deportivas te recomendamos pasarte por nuestro curso online Experto en Prevención de Lesiones. Como siempre, aquí estamos para lo que necesites. :-)

 

 

Fuentes: VitónicaDr. Oscar David Meza Olguín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *