Las lesiones del portero de fútbol

Lesiones porteros futbolLa figura del portero de fútbol merece un tratamiento especial tanto en el entrenamiento como en la competición. Sin duda, desempeña un papel vital en el terreno de juego que en ocasiones lo hace decisivo para determinar la victoria o derrota de un equipo.

 

Estas peculiaridades resultan extensibles también al ámbito de las lesiones deportivas ya que la defensa de un rectángulo de 7x 2m, requiere gran trabajo físico y psíquico. Por su función dentro del campo, el portero de fútbol es más propenso a sufrir lesiones específicas como:

 

Rotura, luxación o fisura de dedos

 

Si existe dolor, prevención. Es decir, primero hay que acudir a un profesional que determine el grado de lesión y, una vez de tratado el problema, vendar los dedos dañados, para evitar las molestias de la recuperación. En los entrenamientos resulta útil vendar los dedos con esparadrapo (mejor de tela). También existen guantes con protecciones extraibles que pueden usarse en el dedo o dedos afectados. Se recomienda realizar ejercicios para reforzar el dedo lesionado para su pronta recuperación.

 

Bursitis de cadera

 

Hinchazón y el dolor que se presenta en una bursa de la cadera. Una bursa es una bolsa (saco) que contiene líquido y su función es actuar como colchón o amortiguador de los golpes que puedan presentarse entre un tendón y un hueso. Lo más importante es el descanso, previniendo que empeore, disminuyendo el dolor y la hinchazón con hielo. El hielo hace que los vasos sanguíneos se estrechen, disminuyendo la inflamación

 

Condromalacia rotuliana

 

En la condromalacia existe inflamación y dolor en la rodilla. Se produce en adultos jóvenes secundariamente a lesiones de la rodilla y se caracteriza por inflamación y dolor y por cambios degenerativos que pueden detectarse en la exploración radiológica.

 

Lumbalgias posturales

 

Dolor localizado o referido a la parte inferior  de la columna vertebral y producida por un estiramiento muscular, la lumbalgia es un síntoma frecuente que suele asociarse con vicios posturales. La zona lumbar es el segmento final de la columna y por tanto el que soporta mayor peso; de ahí que las lesiones en esta zona sean especialmente frecuentes.

 

Fractura de Monteggia

 

Fractura  en el hueso cúbito, asociada con luxación en el hueso radial o rotura del ligamento anular.

 

Luxación de hombro

 

Desplazamiento permanente de los extremos de una articulación, perdiendo contacto las superficies articulares. Una de las causas de la luxación se debe al forzar violentamente el brazo hacia fuera.

 

Cuando un entrenador de fútbol se especializa en el entrenamiento de porteros no debe olvidar nunca las características específicas de este jugador de fútbol, tanto en el entrenamiento físico y psicológico como en la prevención de lesiones.

 

 

3 opiniones en “Las lesiones del portero de fútbol”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *