La pasión por el futbol, entrenadora con 91 años

En una loza deportiva rodeada de cerros en uno de los nuevos barrios del norte de la gran Lima un grupo de niños le pegan a la pelota bajo la atenta de una anciana. Los chicos escuchan cada indicación de la nonagenaría que los instruye sobre cómo deberían tratar al balón. Ninguno se atreve u osa contradecirla. Saben que esa señora es una leyenda viviente del barrio.Y es que doña María Angélica Ramos Ayala, a sus más de 90 años es entrenadora de fútbol por vocación y lleva síendola por más de 40 años.
En la “Bombonera”, la pequeña cancha de fulbito que ella ayudó a crear en su barrio del Trebol en los Olivos, la “Vieja” como cariñosamente quieren que la llamen, dedica su tiempo acosejando a los pequeños que algún día aspiran con jugar de forma profesional. Sus consejos, algunos mezclados con algunos “ajos y cebollas” para que cale en sus dirigidos son recibidos y ejecutados sin dudas ni murmuraciones por los más pequeños que ven en ella a la líder que también siguieron sus padres y hasta algunos de sus abuelos.
“Me alegra haber contribuido con mi granito de arena en la formación como persona de mis alumnos”, nos señala con orgullo la “Vieja”.  Ella, cuya pasión por el fútbol la llevó a fundar el club Club Deportivo América Mimi que juega la liga distrital, comenta que a pesar de no contar con el apoyo de las autoridades locales ni del municipio distrital no cobra nada por enseñar a “sus niños”. Todos los implementos los consigue a través de donaciones. Desde camisetas, pelotas, zapatos deportivos, etc.
“Aunque siempre nos apoyan con la donaciones a veces eso no alcanza. Me gustaría que una empresa privada me ayude y así poder sacar otro “Coco” de mi academia”.
“Coco” es Jorge Araujo, que fue formado por la “Vieja” y llegó a alcanzar el tricampeonato con el Club Universitario de Deportes (uno de los más importantes del país y del cual también es hincha la “Vieja”), en el 2000, y que actualmente milita en el Deportivo Cantalo de la Primera División del fútbol peruano.
Recorriendo el barrio de la “Vieja”, ella nos hace saber que es hincha acérrima de Pelé a quien vio cuando jugó el Santos de Lima y también del Jorge Luis el “Puma” Carranza, emblema del cuadro crema y, que también espera que nuestra selección salga airosa en los duelos de repechaje contra Nueva Zelanda ylogré la ansiada clasificación al Mundial de Rusia 2018.
“Quizás será el último mundial que pueda ver y claro que me gustaría ver a mi selección. No imagino que me pasará al volver escuchar nuestro himno en una Copa del Mundo”, susurra la “Vieja” entre lágrimas.
La “Vieja” agradece nuestra presencia y nosotros sus tiempo porque debe volver a sus entrenamientos. Camina hacia su loza deportiva y a sus chicos a pesar del sol que calienta la tarde limeña. Quizás entre esos pequeños se encuentren los  futuros “Guerreros, Flores, Cuevas y Galleses” que tanto necesitamos. Ojalá que sí. Por el Perú, por ellos mismos y sobre todo, por aquella dama del fútbol que tanto queremos: por nuestra “Vieja”.
Queremos agradecer a Rey Carlos Cornelio Causillas por el articulo.
vieja-2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *