Prevención de lesiones musculares en fútbol

Lesiones musculares futbolAunque las lesiones musculares se producirán en mayor o menor grado a lo largo de la vida de un futbolista, resulta bastante frecuente que durante la pretemporada se incremente el riesgo de lesiones por sobrecarga muscular. La mejor forma de prevenir lesiones consiste en realizar ejercicios que aumenten flexibilidad, fuerza y resistencia muscular del futbolista.

 

De este modo, la actividad física del futbolista ha de adecuarse al momento de intensidad de la temporada que esté viviendo:

 

Pretemporada: El entrenador o preparador físico ha de conseguir que el futbolista llegue al mayor nivel posible de entrenamiento para garantizar una buena forma física al comienzo de la competición.

 

Temporada: Establecer programas específicos para mantener la preparación del futblista.

 

Postemporada: Dedicar tiempo al restablecimiento físico, especialmente en caso de haber sufrido alguna lesión deportiva en la temporada.

 

Fuera de temporada: Seguir un programa de preparación intensiva

 

 

Cómo prevenir las lesiones musculares en fútbol

 

Buena nutrición e hidratación del futbolista. Se ha de evitar el exceso de grasa corporal en el futbolista. Este exceso supone un estrés en el músculo y, sobre todo, en las articulaciones.

 

Preparación física. Además del calentamiento previo a la actividad deportiva, también es importante una vuelta a la calma al finalizar la actividad mediante ejercicios de reducción gradual de intensidad hasta alcanzar niveles de funciones corporales previos a la actividad física.

 

Acondicionamiento psicológico. Un futbolista que comienza el ejercicio en un estado emocional de enfado, frustración, desánimo o estrés excesivo presenta una mayor tendencia a sufrir lesiones deportivas.

 

 

Atendiendo a estos tres aspectos es muy posible evitar lesiones musculares en jugadores de fútbol. Si te interesa el tema de la Prevencion de Lesiones te recomendamos que visites el programa de nuestro Curso online Experto en Prevención de Lesiones. Como siempre, aquí nos tienes para aclarar las dudas que te surjan

 

 

Prevención de lesiones en fútbol: el tobillo

Prevencion de lesiones en futbol. TobilloTorceduras, esguinces, desgarros… Muchas son las lesiones deportivas que inciden directamente en el tobillo. El entrenador o preparador físico tiene en sus manos la posibilidad de minimizar este tipo de dolencias que pueden tener al jugador apartado de los terrenos de juego una buena temporada y que se producen en todo tipo de deportes, incluyendo entre los más habituales el fútbol.

 

 

Prevención de lesiones de tobillo en fútbol

 

1. Calentamiento. Mover los tobillos antes de comenzar la actividad. Una buena técnica es la de caminar de puntillas, con los talones y con las partes exterior e interior de los tobillos.

 

2. Fortalecimiento. En el trabajo de gimnasio no se debe descuidar los tobillos. Algo sencillo para fortalecer los tobillos consiste en que un jugador agarre la punta del pie ofreciendo resistencia y el otro lo mueva en todas las direcciones.

 

3. Propiocepción. Sitúa el pie en superficies inestables para hacer trabajar a ligamentos y músculos del tobillo: una pelota, una toalla enrollada…

 

 

Tratamiento de lesiones de tobillo en fútbol

 

 

En primera instancia, el objetivo del tratamiento de las lesiones de tobillo es evitar el edema originado tras la lesión deportiva manteniendo el rango de movimiento del tobillo, ya que se asocia mayor edema con mayor pérdida de rango de movimiento. Además, para prevenir la rigidez y ayudar a reducir la inflamación se puede movilizar el tobillo mediante flexiones y extensiones y trazando círculos con el pie.

 

Habitualmente, se resume el tratamiento de lesiones de tobillo en el acrónimo RICE que responde a las siguientes palabras:

 

R (rest) REPOSO. Eliminar toda la carga sobre el tobillo lesionado. El reposo no impide actividades en descarga como natación o bicicleta estática.

I (ice) HIELO. Mantener el hielo durante períodos de 20 minutos cada 2-3 horas durante las primeras 48h o hasta que el edema e inflamación se hayan estabilizado. Alternativamente, se puede enfriar el tobillo en agua por inmersión a unos 12ºC

C (compression) COMPRESIÓN. Comprimir el tobillo lesionado con una venda elástica, protegiendo el ligamento y reduciendo la inflamación. La tensión del vendaje ha de ser firme y uniforme, pero no demasiado apretado.

E (elevation) ELEVACIÓN. Mientras se aplica el hielo, eleve el tobillo por encima del nivel del corazón. Continuar durante las horas siguientes manteniendo el vendaje de compresión.

 

Para ampliar el tema de prevención de lesiones deportivas te recomendamos pasarte por nuestro curso online Experto en Prevención de Lesiones. Como siempre, aquí estamos para lo que necesites. :-)

 

 

Fuentes: VitónicaDr. Oscar David Meza Olguín

Lesiones deportivas en el fútbol: factores de riesgo

Una de las áreas que interactúan en el juego del fútbol profesional hace referencia al ámbito de la preparación física y las lesiones deportivas. Cuando un entrenador se está preparando y formando para desempeñar correctamente su actividad, ha de prestar atención a este apartado.Prevencion lesiones en futbol

 

 

Así, en este sentido se deben contemplar tanto las actuaciones indicadas para evitar la aparición de lesiones en el futbolista (prevención), como el tratamiento de lesionados (actuación posterior) para conseguir que la plantilla siempre esté lista para la competición.

 

Los factores de riesgo lesional, clásicamente se dividen en tres categorías:

 

1) Factores externos. Instalaciones deportivas e interacciones con los rivales

2) Factores internos. Factores fisiológicos y biomecánicos, entre otros: edad, lesiones y sus secuelas deportivas, preparación física, fatiga, alimentación etc.

3) Factores psicológicos. Incrementan -de forma directa o indirecta- la vulnerabilidad de los deportistas a las lesiones deportivas, como por ejemplo una motivación excesiva que impulsa al deportista a sobreesfuerzos innecesarios o incluso, a un abuso de entrenamiento.

 

Algunos datos (extraidos de la Biblioteca Médica de Olympia Medicina Integral del Deporte) nos ayudan a entender la importancia de la preparación física y del conocimiento de la prevención de lesiones para un entrenador de fútbol:

 

-Las lesiones deportivas suponen ente el 10 y el 19% de las lesiones tratadas en urgencias traumatológicas.

-Dos de cada tres lesiones ocurre en deportes de equipo

-Solo el 19% de las lesiones deportivas necesitan valoración hospitalaria.

 

Si eres entrenador o te estás planteando serlo, no subestimes la importancia del tema de prevención de lesiones, pues puede marcar la diferencia entre conseguir o no la efectividad de tu equipo de fútbol.

 

¡Ya sabes dónde nos tienes para preguntarnos lo que necesites!

 

La importancia de los estiramientos en el Fútbol

El estiramiento es una parte importante del entrenamiento de los jugadores. En el entrenamiento algunos entrenadores se centran más en los aspectos técnicos y tácticos, dejando menos tiempo del debido a estirar.

 

Lejos de ser prescindible, los estiramientos son una de las partes más importantes del entrenamiento del futbolista. Estirar bien antes, durante y después de los entrenos puede ayudar a prevenir lesiones, a reducir el cansancio y a evitar dolores y sobrecargas. Por esto, debería dársele toda la importancia y tiempo que se merece.

 

El cansancio o la pereza no deberían ser nunca un freno a la hora de realizar estiramientos. La falta de tiempo también podría llevarnos a reducir del entrenamiento la sesión de estiramientos en pro de los aspectos técnicos o tácticos, pero de nada le sirve a un jugador lesionado la técnica ni la táctica.

La importancia de los estiramientos en el fútbol

Los estiramientos tienen funciones diferentes según el momento del entrenamiento en el que se realicen:

 

-Antes del entrenamiento, nos servirán para preparar al cuerpo y a los músculos para el entrenamiento

-Durante el mismo para mantener un nivel óptimo de elasticidad y evitar algunos problemas musculares.

-Al final del entrenamiento para descargar y descontracturar los músculos, haciendo hincapié en los músculos mas trabajados pero sin dejar de estirar todo el cuerpo.

 

No solo sirven para evitar lesiones sino para mejorar el rendimiento deportivo. Está demostrado que todos los jugadores que realizan estiramientos regularmente, ganan en flexibilidad, agilidad, velocidad… y tienen menos riesgo de lesionarse.

 

Para una buena sesión de estiramientos, se debe saber el cómo y el cuándo, ya que hacer estiramientos brutos o en frio, o con la técnica equivocada puede ser contraproducente.
1. Estirar antes y después de cada entrenamiento.
2. Realizar un calentamiento previo antes de estirar.
3. Mantener el estiramiento un mínimo de 15″ y un máximo de 25″, ya que el músculo necesita un periodo de adaptación.
4. No realizar rebotes, puede ser causa de lesiones.
5. Realizar cada estiramiento de 3 a 5 veces aumentando progresivamente la intensidad del estiramiento.
6. Realizarlo a ambos lados del cuerpo, por igual.

 

El tren inferior debe ser la parte del cuerpo a la que más atención y tiempo del estiramiento dediquemos, y deberemos seguir un orden de cabeza a pies. Los músculos más importantes a estirar serán los de las piernas, tobillos y cuello.