Manda el Barça!

¡Quién lo diría! En Octubre el club estaba hecho un lio con los asuntos judiciales que afectaban a los máximos mandatarios, aún con la resaca amarga por la marcha de Zubizarreta.


Con un Luis Enrique que se había convertido en la pieza a cobrar en la cacería en la que tomaban parte la prensa (principalmente), el siempre conflictivo entorno y sus máximas figuras que torcían la nariz, o algo más, en cada sustitución, descanso o rotación. Por si fuera poco la sombra de Guardiola proyectaba una sombra aún muy grande.


Pues bien, el fútbol, el bendito, glorificado, criticado, manoseado y vilipendiado fútbol de verdad, el que juegan los jugadores sobre el césped, que es donde comenzó todo, ha conseguido darle la vuelta a la tortilla totalmente hasta estar a punto de conseguir un triplete histórico.


El mérito es de unos jugadores buenísimos, algunos de ellos irrepetibles y de un entrenador con un par que más allá de dudas sobre su caché, experiencia y proyección ha conseguido aguantar el tirón de todo lo que le rodea, incluidas sus figuras, para encajar las piezas de un puzle formidable orientado a conseguir que sus figuras explotaran todo el fútbol. Que llevan dentro que es mucho, mucho más de lo que algunos creíamos allá por el otoño.


En definitiva, se ha impuesto el fútbol, la calidad, la genialidad de los mejores y el trabajo y compromiso de todos sobre el terreno de juego, aunque el estilo de juego tenga poco que ver con lo que era y seña de la época Guardiola. Así pues, ¡muy, muy bien por el Barça!


¡Y mal por el Real Madrid! Lo del clavo ardiendo del forofo periodista Tomás Roncero ya no es suficiente, cada vez hacen falta más clavos ardiendo y por cada uno que soluciona una ocasión histórica como la décima ya que pierden bastantes por el camino. Sería muy útil que el asunto de las remontadas históricas, cada vez más raras, fueran analizados de verdad, con rigor y sin tapujos y se tuviera el valor de reconocer que hay mucho humo, mucho cuento y mucho vende motos que quieren hacer de ellas un santo y seña para ocultar los fallos y errores que las hacen necesarias, para justificar a unos jugadores que fallan como escopeta de feria en las grandes ocasiones y que tienen que recurrir a la épica para resolver lo que antes han hecho mal o muy mal.


Me parece que ya está bien de jugarse la temporada a cuatro o cinco partidos decisivos o incluso, a menos. ¿Dónde ha quedado la constancia, la regularidad, el dar la cara en todos los partidos como hicieron los del Real Madrid de otras épocas aun teniendo bastante menos calidad que el de los galácticos o éste de ahora mismo?


¿Es que hay algún decreto especial que prohíba a este Madrid de los últimos años – y ya van unos cuantos – conseguir un rendimiento equilibrado (que no quiere decir siempre impecable) para que permita llegar a donde le corresponde o sea jugarse los títulos, sin tener que hacerlo a la ruleta rusa?


Es que es obligatorio que en las últimas campañas tenga “baches” en los que regala por errores propios puntos. Normalmente ante equipos de abajo, que acaban costándole el campeonato, es que es imposible un rendimiento parejo en las dos principales competiciones principales.


Independientemente que en ambos partidos recientes y decisivos la pelota pudo caer de su lado, para mí hay unas cuantas conclusiones que no hay quién disimule y nos llevan a pensar que hay mucha tela que cortar porque hay algunos asuntos que tienen mala pinta… Porque se repiten de nuevo. Por ejemplo, pocos títulos para tanta inversión (una Liga de las últimas siete). Otro ejemplo, sus figuras son menos sacrificadas en el terreno de juego que las del gran rival y se nota, esto es incuestionable, CRISTIANO baja el nivel en los partidos decisivos y se parece bastante más al que juega con Portugal, como sus dos centrales de lo mejor del mundo, son tal para cual, antes muertos que regulares y eficaces.


Dicho lo cual me parecen algunas preguntas pertinentes, como ¿Para qué tanta inversión si al final se cuenta solo con trece jugadores? ¿Que se ha hecho tan rematadamente mal para que haya que recurrir a Sergio Ramos en el medio campo como solución más fiable? ¿El presidente, en la parte empresarial del club lo está haciendo muy bien, va a tropezar otra vez en la misma piedra galáctica?


No ha llegado el momento de encontrar un modelo verdaderamente futbolístico manteniendo lo empresarial. Si como dicen algunos que lo conocen bien, no puede estar sin meter la cuchara en las decisiones futbolísticas que son de los técnicos, ¿seguirá igual? Como decía, antes habrá muchas piezas de tela que cortar y nos ocuparemos de ellas una a una. De momento, el Barça manda y con mucho mérito de su parte.

Antes muertos que sencillos y… previsibles.

La capacidad de este equipo para darse tiros en los pies mejora cada año. Es difícil encontrar en la élite un club-equipo que se ponga las cosas más difíciles a sí mismo y que necesite estar con la soga al cuello cada vez más para dar lo mejor de sí.

 

He renunciado ya a encontrar una explicación futbolísticamente racional, que la hay sin duda…, “Los espacios que dejan al contrario, los de arriba que no ayudan en la presión, el equipo que se parte por la mitad, los inconvenientes de forzar a los integrantes del medio campo a realizar una labor en la que no acaban de estar a gusto, etc.”

 

Todo eso es verdad y más aún, pero para mí hay algo anterior a todo eso que se ha  convertido en santo y seña de este gran club y que está grabado a fuego en el disco duro del equipo a base de caer una y otra vez en lo mismo. No es el planteamiento táctico, no es el sistema con el que se juegue, sea con dos o tres delanteros, con tres o cuatro centrocampistas, no, es la mezcla letal de falta de concentración, atención y mentalidad necesarias para afrontar los grandes encuentros con la actitud correcta y la enorme capacidad de la mayor parte de la plantilla para cometer ERRORES INDIVIDUALES que en el nivel “top” son imperdonables y que luego obligan a las famosas remontadas con las que el Real Madrid ha forjado una buena parte de su  leyenda.

 

Es decir, primero fallan y meten la pata y luego tienen que hacer grandes esfuerzos para solucionar las pifias cometidas. Este equipo es así y no hay vuelta de hoja.

 

Todo es complicado alrededor de él, desmesurado, excesivo, agobiante y desestabilizador hasta tal punto que parece algo enviado desde las alturas y ante lo cual no hay remedio, pero me niego a admitir que no pueda ser de otra manera.

 

¿Sería mucho pedir que Carvajal se aplicara un poco más en defensa y ataque y empiece a concretar las posibilidades de ser lateral del equipo para los próximos años, que Varane dejara de alternar partidos meritorios con otros mediocres, que Marcelo se dedicara a sembrar el pánico solo en el área contraria, que Sergio Ramos aportara al medio campo lo propio de un medio defensivo (lucha, pelea, fuerza, trabajo defensivo y algo de sentido táctico) y no quiera ser Pirlo o Beckenbauer? ¿ Por qué no prueban a no dar ventaja al contrario, a hacer el trabajo oscuro y serio de manera aplicada y disciplinada y sobre todo a dedicarse cada uno a lo suyo, a lo que es lo primero en cada caso, luego a lo de los demás y al equipo?

 

El equipo, el grupo, el conjunto no puede ser un ente abstracto, una entelequia, una milonga que acoja, oculte y ampare la falta de exigencias concretas e individuales de cada uno de sus integrantes y las responsabilidades que cada jugador lleva inherente al puesto que desempeña. Ese rigor, esa mentalidad, esa cultura, es puesta a prueba en cada una de las tardes-noches que el equipo naufraga y pierde títulos que tenía o tiene en sus manos, como ocurrió en las últimas ligas y está a punto de ocurrir en esta.

 

No se me escapa que en todo lo anterior el entrenador tiene mucho que decir, pero antes que él, la palabra es de los JUGADORES, sin ninguna duda y deberían tener que tomarla menos y responder más y mejor en su trabajo, o sea, como decía Di Stéfano:  En la fábrica… el glamour, la galaxia, lo galáctico y ser el mejor club del mundo tiene sus inconvenientes también, pero no es solo cuestión de club, marca, historia, sino de JUGADORES, que parecen totalmente identificados con esa manera de afrontar los grandes desafíos a los que se enfrentan por ser quienes son y por estar donde están.

 

Dicho lo cual, no es menos cierto que aún tiene en sus manos llegar a la ansiada final con el Barça y ganarla, pero desde luego con la mejor versión del equipo y con las pilas muy bien puestas, sin jaimitadas, dudas ni pájaras, más aplicación, rigor y responsabilidad en lo suyo y menos todo lo demás por mucho que sea.

 

Autor: Eduardo Silva

¡FutbolLab ofrece Grado Medio y Superior en Fútbol!

gmbarcelona

 

FutbolLab, en alianza con CENTRO DE ESTUDIOS JAUME BALMES, ofrecerá en Hospitalet de Llobregat el GRADO MEDIO y SUPERIOR en FÚTBOL.

A partir de ahora todas las personas que quieran cursar las titulaciones oficiales regladas como entrenador podrán hacerlas en Nuestros centros en Hospitalet.

Dos entidades de solvente prestigio van de la mano para ofrecer formación cualificada, profesional y ser un centro de referencia en estudios reglados en Deporte, de una parte Jaume Balmes, Institución Histórica de Hospitalet en enseñanzas regladas , con miles de estudiantes que han pasado por sus instalaciones, de otra parte FutbolLab que se ha convertido en un centro de alta especialización para entrenadores Profesionales y Semiprofesionales, a través de sus maestrías y cursos Acreditados por la UNIVERSIDAD CATOLICA DE MURCIA (UCAM).

 

Si quieres hacer del Fútbol tu profesión o simplemente quieres tener la titulación necesaria para poder ejercer como entrenador, te damos la oportunidad de que puedas cursarla con nosotros, de la mano de un equipo de profesionales que combinan la máxima titulación con experiencia en el mundo profesional del fútbol.

Podrás realizar tanto el grado medio como Superior en Futbol en formatos de mañana y tarde, así  como obtener de forma individual los diferentes niveles de entrenador.

 

  • NIVEL 1 o Entrenador Fútbol Base.
  • NIVEL 2  o Entrenador Regional.
  • NIVEL 3 o Entrenador Nacional.

 

Si quieres más información  puedes solicitarla a través del siguiente link, y como es lógico a través del mail info@futbollab.com , vía telefonía al 934386000, o de forma presencial en JAUME BALMES , Travessia industrial 157 , Hospitalet Llobregat.